¿Nos alimentamos bien? ¿Sabemos lo que es una alimentación saludable? Con estas preguntas, Marina Mengual, veterinaria especializada en seguridad alimentaria, iniciaba la conferencia “El papel de la carne de cerdo de capa blanca en una alimentación saludable” ofrecida en la Unión Cívica Nacional de Consumidores y Amas de España (UNAE).

Una alimentación saludable es una alimentación variada y equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos en las cantidades recomendadas para cada uno de ellos. No hay que prescindir de ningún grupo de alimentos ya que todos los nutrientes son necesarios en mayor o menor medida. Lo que se debe procurar es ser conscientes de la frecuencia y cantidades que hay que consumir cada uno de ellos.

La carne de cerdo, por su adecuado perfil nutricional, es un alimento de gran interés a incluir en el marco de una alimentación variada y equilibrada. Entre sus propiedades nutricionales, cabe destacar su importante aporte de proteínas, minerales como hierro, potasio, fósforo o zinc y vitaminas del grupo B (B1, B3, B6 y B12), nutrientes implicados en diversas funciones imprescindibles del organismo como el mantenimiento del sistema sanguíneo, los huesos, el desarrollo cognitivo, el funcionamiento del corazón o el sistema inmunitario.

Por otro lado, la carne de cerdo tiene un perfil lipídico interesante, que se ajusta al perfil lipídico recomendado en una alimentación saludable. Además, muchos de los cortes del cerdo poseen grasa superficial fácilmente eliminable, a la vez que permiten métodos de cocinado saludables (plancha horno, asados, etc.), reduciendo así la ingesta de grasa en la dieta.

Sin embargo, la alimentación por sí sola no es suficiente para unos hábitos de vida saludable plenos. Para beneficiarse al 100% de las ventajas de seguir una alimentación variada y equilibrada, se recomienda seguir unas pautas de ejercicio físico regular, una correcta hidratación y unos hábitos saludables como dormir bien o evitar hábitos perjudiciales como el tabaco.