• Colaborará con la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad en el desarrollo de campañas divulgativas sobre los beneficios del consumo de carne blanca y su relación con la obesidad y el sobrepeso

 

  • La carne de cerdo de capa blanca ofrece numerosas propiedades nutricionales que ayudan a llevar una alimentación sana y equilibrada

 

Madrid, a 7 de mayo de 2018.- La Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) ha firmado un convenio de colaboración con la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) que tiene como principal objetivo colaborar en la promoción y divulgación de una alimentación saludable y equilibrada, así como resaltar los beneficios del consumo de carne de cerdo de capa blanca. De esta forma, INTERPORC refuerza su compromiso en la lucha contra la obesidad y el sobrepeso y en la promoción de un estilo de vida más saludable.

 

En la firma del acuerdo, celebrada esta mañana en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, la doctora Susana Monereo, que pertenece a la Junta Directiva de la SEEDO, ha destacado que la carne de cerdo “puede formar parte de la dieta de personas con diferentes situaciones como obesidad o enfermedades cardiovasculares, ya que los cortes magros, como el lomo, son productos bajos en grasa con un perfil lipídico saludable, pues el 40% de ésta es monoinsaturada, lo que hace de esta carne un producto muy recomendable”.

 

Por su parte, el director de INTERPORC, Alberto Herranz ha recordado que luchar contra la obesidad “es una responsabilidad social, y en esta línea, uno de los principales retos de la Interprofesional es seguir trabajando con el consumidor para que se conciencie de los beneficios de una dieta saludable”. Para lograrlo, ha explicado, uno de los principales objetivos es “trabajar mano a mano con los profesionales de la salud, que son los principales prescriptores en lo que se refiere a establecer pautas de alimentación saludable”.

 

Mediante la firma de este acuerdo INTERPORC complementa las numerosas actividades que desarrolla en esta materia como talleres de cocina saludable dirigidos a adultos y a niños; simposios científicos que avalan los beneficios del consumo de carne de cerdo; o la colaboración con diversas instituciones y universidades en la investigación para el desarrollo de productos cárnicos adaptados a las recomendaciones nutricionales que velan por la salud de los consumidores.