El sector porcino de capa blanca es uno de los principales soportes de todo el sistema agroalimentario español, así como uno de los de mayor relevancia en el conjunto global de la economía española. No solo se trata de un sector dotado de una gran envergadura y de un alto potencial de crecimiento, sino también de un sector estratégico dentro de la estructura socioeconómica de España.

Este fuerte posicionamiento del porcino español se debe a la grandísima labor que durante décadas han realizado cientos de miles de hombres y mujeres para hacer crecer el sector a base de modernizar granjas e industrias, aplicar tecnología puntera, atraer talento y llevar nuestros productos a más de cien países en todo el mundo.

Centrado en ganar competitividad, avanzar en técnicas cada día más sostenibles y aplicar los estándares más exigentes en bienestar animal, sanidad o bioseguridad, el sector dejó en parte de lado un ámbito que hoy en día sabemos que es muy relevante: la comunicación hacia la sociedad, para hacerle partícipe de nuestra realidad y de todo lo que aportamos en forma de cuidado del medio natural, vertebración del territorio o de generación de riqueza y empleo, especialmente en la España vaciada, donde llevamos a cabo la mayor parte de nuestra actividad.

Desde la puesta en marcha de la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) en el año 2013, hemos dedicado muchos esfuerzos y recursos a paliar ese déficit en nuestra relación con los medios y líderes de opinión así como con los ciudadanos y hemos llevado a cabo múltiples iniciativas, desde importantes campañas publicitarias en los mass media hasta acciones en países de Europa, Asia -especialmente China- y Latinoamérica, pasando por otras muchas actividades dirigidas a difundir las bondades del consumo de los productos del cerdo blanco en el marco de una alimentación equilibrada como es la Dieta mediterránea así como a dar a conocer el extraordinario trabajo del sector y su aportación a la sociedad.

En este último objetivo se centra la campaña ‘Transparentes, no invisibles’, que INTERPORC lleva a cabo desde el mes de mayo, en la que estamos contando el día a día de los profesionales del sector, que trabajan para abastecer a la sociedad de alimentos sanos, seguros, de calidad, y que lo hacen con el máximo respeto a los animales y el medio ambiente.

Queremos que conozcan bien a las personas que están detrás de cada uno de los productos que llegan a sus mesas, a los ganaderos, transportistas, trabajadores de la industria y la distribución. Que vean cómo trabajan, cómo se implican en el cuidado de los animales y del medio ambiente, así como en la producción de los mejores alimentos. Ponemos nombre, voz y cara a todos ellos, y mostramos el día a día en una granja o una industria. En definitiva, se trata de ser más transparentes para que seamos a la vez más visibles ante los ciudadanos.

En esta campaña estamos desarrollando distintas acciones y elementos, comenzando por una página web -www.transparentesnoinvisibles.es- en la que compartimos historias reales de profesionales del sector porcino; un vídeo con ganaderos reales que refleja la buena labor que realizan (https://www.youtube.com/watch?v=yhvQpl83oXM); una App interactiva, llamada “Nuestras granjas”, con la que los ganaderos podrán comprobar cómo mejorar en cuestiones como el tratamiento de purines o el consumo del agua; varios webinarios en los que damos a conocer los avances del sector en sostenibilidad o bienestar animal y su aportación a la sociedad; y además estamos dando una gran difusión a la iniciativa en redes sociales y medios de comunicación.

Pero esta campaña busca, a la vez, concienciar al propio sector de que todos debemos participar en la difusión de todo lo bueno que hacemos: desde ganaderos, transportistas o detallistas hasta empresas y organizaciones. Todos sumamos y es importante hacer cada día más visible nuestra labor.